1
Tip del día

Tu casa como nueva
y sin problemas.

Remodelar un ambiente significa cambiar las cosas de lugar y darle un nuevo estilo a tu casa. Te beneficiará, además, en caso tengas que ganar espacio o quieras deshacerte de algunos objetos. Además, es una etapa que puedes transformar en un proyecto personal que te ayudará a liberar tensiones.


Renovar tu lugar

Dónde estás hoy

Amoblar ese pedacito que quedó pendiente, redecorar el resto de la sala o lo que quieras, lo que necesites. No hace falta justificación cuando sientes que te hace falta un cambio.

Al tomar esta decisión, necesitarás incurrir en gastos que van más allá del relax o la inversión. Puede que sean electrodomésticos, muebles o pintura. Presta atención a estos temas y piensa en los pasos a seguir.

Al definir el momento para remodelar tu lugar, quizás cuentes con el dinero necesario para concretar tu proyecto, pero quizás no. Es bueno que contemples los gastos de remodelación o ampliación de tu hogar en la gestión de tu presupuesto personal, para que estos egresos no afecten tus finanzas personales.

En el ABC de la Banca te enseñaremos a tomar las decisiones financieras adecuadas al momento particular que estás viviendo.

Lo primero que debes hacer, es poner tu sueño en papel y establecer la idea de lo que quieres de forma clara. De esta manera podrás buscar las opciones que más te convengan.

Primero, analiza tus necesidades:

  • ¿Quieres comprar muebles o restaurar los que tienes?
  • ¿Quieres cambiar la decoración o cambiar la estructura?
  • ¿Quieres tirar abajo una pared y hacer cambios importantes?
  • ¿Tienes referencias de buenos albañiles para la obra?
  • ¿Tu tarjeta de crédito te permite comprar elementos para decoración con descuento en alguna tienda en particular?

Te ayudaremos a elegir las mejores opciones para que te sientas a gusto en tu casa. Posiblemente lo que quieras hacer con tu lugar sea más que un cambio de muebles. Una ampliación, por ejemplo, te consumirá tiempo y dinero extra que deberás incluir en el presupuesto lo antes posible.

Evalúa tus alternativas

A todo el mundo le encantaría contratar al mejor diseñador y arquitecto para que remodelen su casa, pero esa alternativa no es siempre posible. Evalúa los pros y contras de las decisiones que tomes.



  • Remodelación de vivienda

    Si sólo quieres cambiar los muebles de un ambiente de tu casa, este trabajo lo podrás hacer con la ayuda de quienes viven contigo y, entre todos, buscar las mejores opciones. Lo más aconsejable es que pidas presupuesto en diferentes locales y no le encargues todo al primero que visites; no te dejes llevar por la emoción.

    Es importante que analices los espacios que quieres remodelar, los cambios que deseas implementar y el tiempo requerido para llevar todo a cabo.

    Asegúrate de tener el dinero necesario antes de iniciar el proyecto en tu casa. Además, con mayor anticipación, podrás elegir la materia prima a un mejor precio y guardar parte de tus ahorros para otros arreglos.

    Recuerda que puedes contratar a un diseñador de interiores o un arquitecto, según sea el caso. Es importante considerar esta opción, puesto que una atención especializada puede generar un ahorro importante. Además, una excelente remodelación revaluará el precio de tu casa en caso de que la quieras vender.

    Es preferible que contrates a una persona recomendada por algún conocido, así evitarás sorpresas posteriores. Recuerda pagar el monto que te solicitaron cuando el trabajo se encuentre terminado y estés completamente satisfecho. Nunca pagues todo por adelantado, ya que esto se presta a fraudes o trabajos mal realizados.

  • Ampliación de vivienda

    Si buscas un cambio estructural, ten en cuenta que el trabajo y el tiempo serán mayores, por lo cual necesitarás de un mayor presupuesto para lograrlo. Ten en cuenta que deberás contratar a un ingeniero y albañiles que hagan el trabajo, además de los materiales que necesiten. Normalmente, la ampliación de una vivienda termina siendo un poco más costosa que una remodelación.

    El profesional que tome tu proyecto deberá analizar si los cambios que le pides no dañarán la estructura de la casa, ya que esto involucraría un gasto mayor a lo planeado, y más tiempo de ejecución. Es importante que tengas los planos de tu casa, tanto de construcción, como de las instalaciones eléctricas y de agua; éstos serán de utilidad al momento de solicitar un trabajo de albañilería o plomería. Con ellos en mente, el arquitecto evitará romper tuberías o construir sobre una mala estructura. Por esta razón es indispensable contratar personal especializado que responda por su trabajo.

    Siempre es bueno que consideres un 5% adicional para imprevistos, ya que a pesar de que exista una excelente planeación, siempre pueden surgir gastos adicionales que no consideraste al principio. Es mejor tener dinero que sobre a tener apuros por faltantes que te obliguen a dejar pendiente la obra.

Arma el presupuesto para renovar tu lugar

Limita las compras a lo que te permita el presupuesto; aléjate de las ofertas innecesarias o lujos que excedan tus finanzas. No te comprometas a más de lo que puedes afrontar, ya que podrías afectar tu salud financiera.

Sabiendo los arreglos que le quieres hacer a tu casa, tu siguiente paso es conocer todos los gastos que implican esos arreglos. Es necesario que elabores un presupuesto completo.

Aquí te damos una descripción de los costos que debes considerar antes de planear la remodelación de tu casa:

Costos de obra:

  • Mano de obra
  • Materiales para la construcción
    Los materiales de construcción se emplean en grandes cantidades, por lo que deben provenir de materias primas abundantes y baratas como arena, arcilla o piedra. Estos tienen como característica común el ser duraderos. Dependiendo de su uso, además deberán satisfacer otros requisitos tales como la dureza, la resistencia mecánica, la resistencia al fuego, o la facilidad de limpieza.
  • Reparaciones
  • Mantenimiento e impuestos inmobiliarios
    Ten en cuenta que a mayor superficie construida, aumentarán los gastos de mantenimiento y los impuestos inmobiliarios.

Costos de decoración:

  • Diseñador
  • El diseñador de interiores crea y recrea espacios a partir del desarrollo de su creatividad y sensibilidad, conjugando el arte y la técnica, la funcionalidad con los estilos y la personalidad. Esta profesión permite programar, diseñar, ejecutar y fiscalizar proyectos de diseño, ambientación y remodelación de todo tipo de espacios interiores y exteriores, incluyendo el diseño del mobiliario, el diseño paisajístico, el mantenimiento de jardines, y la ambientación efímera de los espacios públicos y privados.
  • Muebles
  • Si vas a cambiar los muebles o si vas a tapizarlos, ten en cuenta que los costos serán distintos. Una vez que aclares estos puntos, puedes comenzar a armar tu presupuesto para organizarte mejor y poder hacer de tu casa un lugar que te encante. Es importante considerar esto para que estés seguro de que tu presupuesto personal te permite la inversión.



No olvides la importancia de leer el contrato y saber qué estas firmando.