1
Tip del día

Hogar, dulce hogar

Tu Lugar

Hogar, dulce hogar

Lograr la independencia tan deseada o quizás una familia, hacen este sueño uno de los más sensibles e importantes de la vida. Por eso es un gran reto financiero y emocional.

Lograr la independencia tan deseada o quizás una familia, hacen este sueño uno de los más sensibles e importantes de la vida. Por eso es un gran reto financiero y emocional.


Tu lugar

Alcanza tu sueño

Llegó el momento de evaluar todas las alternativas que existen para poder hacer realidad el sueño de la casa propia. Estúdialas con cuidado para tomar la decisión correcta.

Ya conoces bien tu situación financiera para hacer la inversión más importante de tu vida, así que estás listo para realizar el sueño de la casa propia. Tú ya tienes en claro tus números gracias al orden que te trajo el presupuesto, pero ahora debes convencer al banco que eres digno de su confianza.

Si cuentas con el dinero suficiente para pagar la cuota inicial del precio de la vivienda que ya negociaste y las cuotas mensuales están cubiertas en tu presupuesto, sólo te resta definir las condiciones del crédito con tu banco y continuar con el proceso de compra.

Al evaluar un crédito hipotecario con un banco, es importante que revises bien las condiciones a pactar. Lee y relee el contrato y si te quedan dudas, consulta con un abogado. Pide varias cotizaciones y compara las condiciones; ten en cuenta el plazo, la cuota y la tasa de interés que te ofrecen, para escoger lo que mejor se adecua a tu presente financiero.

Una vez que sepas a que entidad pedirás el crédito, trata de obtener el mejor acuerdo para ambas partes. Ten en cuenta que estás en medio de una negociación. Antes de firmar, asegúrate que la entidad financiera sea de confianza. Es mejor prevenir que lamentar.

Cuanto mayor sea tu cuota inicial y menor deuda tomes, menor será el costo total de tu vivienda y tu cuota hipotecaria mensual, ya que los costos del crédito sólo se aplican sobre el saldo que deberá ser cancelado en el tiempo. Sin embargo, una cuota inicial mayor te permitirá distribuir el peso de la deuda en cuotas menores a lo largo del tiempo.

En este momento será determinante tu historial crediticio, es decir, tus antecedentes financieros. Tu historial crediticio es tu huella financiera, única e individual. Es el que le permitirá conocer a tus futuros acreedores cómo has manejado tus asuntos financieros en el pasado, si fuiste deudor moroso, por ejemplo.

Recuerda que el proceso de desembolso de un crédito hipotecario lleva tiempo, pues requiere de una serie de trámites para poder contar con toda la documentación necesaria.


Tómate el tiempo necesario para evaluar las opciones
que te ofrece el banco. Sea cual fuere tu elección,
debes fijarte en todos los detalles y costos de cada opción:
las tasas de interés y las comisiones que los bancos
aplican sobre los créditos pueden hacer una gran diferencia
en el monto final que termines pagando.










El BCP te ofrece distintas opciones según tus necesidades: si quieres comprar un terreno, casa o departamento; construir tu hogar, ampliar o remodelar tu vivienda.

Consulta con un funcionario acerca del crédito hipotecario que más te conviene.


Crédito hipotecario tradicional o de vivienda social

    Para la compra de una vivienda o un terreno, como así también para la construcción o ampliación de una propiedad tal y como lo soñaste, a cambio de una hipoteca sobre el bien que adquieres o amplías.

Cuenta con excelentes tasas de interés, financiamiento
de hasta el 100% del valor del inmueble, seguro de
desgravamen que cancela la deuda pendiente en caso
de fallecimiento, 12 cuotas al año con tasa fija y variable
con plazo de hasta 20 años.