1
Tip del día

Hogar, dulce hogar

Tu Lugar

Hogar, dulce hogar

Lograr la independencia tan deseada o quizás una familia, hacen este sueño uno de los más sensibles e importantes de la vida. Por eso es un gran reto financiero y emocional.

Lograr la independencia tan deseada o quizás una familia, hacen este sueño uno de los más sensibles e importantes de la vida. Por eso es un gran reto financiero y emocional.


Tu lugar

Haciendo cuentas

Es momento de hacer tu presupuesto y analizar tu situación financiera actual para saber lo que necesitas para alcanzar tu sueño.

Ahora que tienes claro lo que necesitas tanto para comprar tu casa como para su mantenimiento, debes analizar tu presupuesto y la situación de tus finanzas actuales para saber cómo vas a enfrentar esta gran inversión. Es necesario que conozcas tu presente para asumir esta compra. El primer paso es saber si cuentas con el dinero suficiente para la cuota inicial de la casa de tus sueños y los demás gastos e impuestos que implica comprar una vivienda ¿Tienes ahorros guardados? Esto es muy importante para evaluar la compra de tu casa. Lo que hayas ahorrado te servirá para la cuota inicial y los gastos e impuestos para el desembolso del crédito. Fíjate bien con cuánto de los ahorros puedes disponer para este sueño.

¿Vas a vender algo para pagar la cuota inicial? Revisa bien cómo vas a cubrir ese gasto, pues tal vez te convenga seguir ahorrando por más tiempo.

El siguiente paso es analizar tu presupuesto y ver cómo está tu excedente para evaluar de qué manera cubrirás tus nuevos gastos mensuales. Si no tienes un presupuesto, este es un buen momento para empezar.

Una vez que hayas analizado tus necesidades y conozcas tu presupuesto, ya sabes con cuánto dispones para alcanzar tu sueño. Tu presupuesto te permitirá comprobar si puedes afrontar los pagos para tener una vivienda. Es importante que analices tu situación financiera con cuidado para no endeudarte si no estás en condiciones de hacerlo. Debes comprender tu realidad, conocer tus necesidades y, en función de eso, definir la mejor compra.

No te comprometas a una compra que esté por fuera de tus posibilidades ya que podría tener un efecto negativo en tus finanzas. Debes seleccionar la compra con una inversión que tenga una cuota accesible, acorde a tus posibilidades. Limítate a tus necesidades y presupuesto. Por mucha ilusión que te haga, resiste la tentación de comprar una casa que no esté a tu alcance.

Prográmate, ahorra y planifica la compra; de esta forma sabrás todo lo que necesitas para que tu inversión sea satisfactoria y adecuada a tu presente financiero.

Entonces, ¿comprar una vivienda es la mejor opción en este momento para ti? Define esto y te encontrarás a pocos pasos de cerrar la compra de tus sueños.