1
Tip del día

Si manejas tu sueño,
manejas tu carro

Tu carro

Haciendo cuentas

Si manejas tu sueño, manejas tu carro

Un carro trae consigo muchos beneficios relacionados con la independencia y la movilidad sin límites, pero es uno de los gastos más importantes en tus finanzas. Por eso aquí te ayudaremos a tomar la decisión más adecuada para ti en el mercado.


Tu carro

Haciendo cuentas

Una vez que tengas definidos los números de tu carro, es hora de analizar tu presupuesto y situación financiera actual, así sabrás si necesitas dinero adicional para comprar tu carro y alcanzar tu sueño.

Para ello es necesario que conozcas tu presente, es decir, cómo está tu salud financiera para asumir esta gran compra, ya sea si escogiste un carro nuevo o un carro usado. Lo importante es determinar si cuentas con el dinero suficiente para pagar la cuota inicial del carro de tus sueños.

¿Tienes ahorros guardados? ¿Tus ahorros son suficientes para comprarte el carro en un pago o sólo te alcanza para el pago inicial? Tal vez te convenga seguir ahorrando por más tiempo para acumular lo suficiente. Recuerda que no es recomendable invertir todos tus ahorros, pues siempre es bueno tener un fondo reservado en caso surja alguna emergencia.

Si tienes suficiente para la cuota inicial, quizás necesites financiar lo que te falta para alcanzar tu sueño. Por esto es importante que analices cómo está tu presupuesto mensual. Si no tienes uno, este es un buen momento para hacerlo.

Una vez que tengas tu presupuesto podrás determinar si te es posible asumir los costos mensuales que implica llevar a cabo tu sueño, o si necesitas reducir tus gastos para lograrlo en un futuro cercano. Ten en cuenta que la primera versión de presupuesto no será la final, seguramente deberás ajustarlo hasta que todo cuadre bien.



Si el número escapa a tu presupuesto,
te sugerimos que no compres el carro y
esperes a tener el dinero necesario para hacerlo.
No te desanimes, toma esta experiencia
como parte de tu entrenamiento para
la próxima negociación con dueños o vendedores.










Si vas a financiar parte de la compra, debes considerar la cuota mensual de esta deuda, además de los costos fijos y variables que ya mencionamos. Si ves que los números no te dan, habrás de limitar la búsqueda de tu carro a uno más económico, que se ajuste a tus posibilidades. No es recomendable que te comprometas a una compra que está por fuera de tus posibilidades, pues podría traerte un efecto negativo en tus finanzas.

Prográmate, ahorra y planifica la adquisición de tu carro, así sabrás todo lo que necesitas para que tu compra sea satisfactoria y adecuada a tu presente financiero.

Entonces, ¿comprar un carro es la mejor opción en este momento para ti?