1
Tip del día

Si manejas tu sueño,
manejas tu carro

Un carro trae consigo muchos beneficios relacionados con la independencia y la movilidad sin límites, pero es uno de los gastos más importantes en tus finanzas. Por eso aquí te ayudaremos a tomar la decisión más adecuada para ti en el mercado.

Tu carro

Dónde estás hoy

Si manejas tu sueño, manejas tu carro

Tu carro

Es probable que no sepas qué carro elegir ante la variedad de marcas y modelos que existen en el mercado. Por eso es importante que escojas el carro que cumpla con tus expectativas y con tu estilo de vida, así podrás cumplir tu sueño.



Analiza tu situación

  • ¿Dependes de otros para movilizarte diariamente?.
  • ¿A diario debes recorrer distancias cortas o largas?
  • ¿No confías en la seguridad del transporte público?
  • ¿Para qué vas a usar el carro?
  • ¿Necesitas transportar cosas pesadas?
  • ¿Debes recorrer trechos sobre pista o tierra?

Buscar un tipo de carro que se ajuste a tus necesidades te ayudará a descartar algunos candidatos. Por ejemplo, si tienes hijos pequeños necesitarás un carro espacioso; si lo quieres para tu trabajo y debes impresionar a tus clientes, elegirás un modelo más moderno; si viajas por el Perú, te será útil una camioneta; si las distancias que vas a recorrer diariamente son muy largas, buscarás un carro confiable y económico, que no gaste demasiado en gasolina.




Evalúa tus alternativas

Todo el mundo aspira a comprarse el carro 0 km, pero no siempre es la opción más adecuada. Compara las ventajas y desventajas de esta decisión.

  • El carro nuevo
  • Probablemente eres nuevo en el mundo de la negociación y tratarás con gente que lo hace a diario y aprovecha su experiencia. Por eso infórmate bien y prepárate para tratar con ellos. Te sorprenderá lo que puedes encontrar si inviertes tiempo en la búsqueda.

    Analiza cada propuesta que te hagan en un concesionario. Normalmente cada uno te va a ofrecer paquetes y ofertas distintas; en la comparación puedes ahorrar dinero. Además, asegúrate que contarás con servicio al cliente mientras el vehículo esté en garantía.

    Ten en cuenta que la depreciación o desvalorización de un carro se da en cuanto lo sacas a la calle, es decir, apenas lo compras.

  • El carro usado
  • La idea de comprar un carro usado es adquirirlo a mejor precio, pero si no lo analizas bien, te puede salir más caro que un vehículo nuevo.

    Es probable que tengas más inconvenientes con un carro usado muy sofisticado que con un cero kilómetro básico. Son elecciones y hay para todos los gustos, pero recuerda que un carro usado tiene la desventaja de no contar con garantía.

    Averigua y compara. Puedes comprar a un concesionario que venda carros usados o bien directamente al dueño del automóvil. Lo recomendable es que visites distintos tipos de concesionarios y concretes citas con varios dueños de carros.

    Si ya probaste el carro y te gustó, lo ideal sería que antes de adquirirlo lo lleves al mecánico para un chequeo exhaustivo y después tomes tu decisión. Así asegurarás más tu compra. Cuando hayas negociado un precio, será porque aprobaste las instancias anteriores y te encontrarás casi en la recta final.





Arma el presupuesto de tu carro

Una vez que hayas elegido tu carro, ya puedes tener una buena idea del monto que necesitas para alcanzar tu sueño.

Ahora es preciso que elabores un presupuesto completo. Considera que tener un carro implica asumir un costo fijo mensual, además de la inversión al comprarlo. Eso significa que deberás gastar en él un monto de dinero regular durante el tiempo que lo tengas y uses. Por eso es recomendable que armes un listado con los gastos que implicará tenerlo.

Los costos de mantenimiento de un vehículo son variables y cambiarán según el uso y el cuidado que le des, aquí te indicamos los puntos que debes considerar antes de comprar un carro.

    Costos fijos

  • Alquiler de cochera, si no cuentas con una
  • Mantenimiento programado
  • Seguro del vehículo (1)
  • SOAT (2)

    Costos variables

  • Gasolina
  • Cambios de aceite y filtros
  • Llantas
  • Mantenimiento y reparaciones
  • Multas
  • Pago de impuestos (3)

    Costo único

  • Permiso de manejar o brevete.(4)

(1) Este seguro cubre los gastos de tu carro en caso de robo y/o daños que puedan ser ocasionados por un accidente de tránsito. Pide cotizaciones en varias empresas de seguros y escoge el que más te convenga, compara bien las condiciones de cada póliza. Normalmente, podrás pagarlo con cuotas mensuales.

(2) El SOAT es el Seguro Obligatorio de Accidentes de Tránsito que debes contratar y mantener de manera obligatoria si eres propietario de un carro. Cubre a las personas que resulten víctimas de un accidente de tránsito.
Su objetivo es otorgar una cobertura uniforme y única de gastos médicos por accidentes y la Indemnización por muerte o incapacidad total permanente a cualquier persona individual que sufra un accidente provocado por vehículo automotor.
El SOAT es indisputable, de beneficio uniforme, irreversible y su acción será directa e inmediata contra la entidad aseguradora.

(3) El brevete implica presentar una serie de documentos y costos. Incluye un chequeo médico, los exámenes teóricos y prácticos si corresponde.




Obtén tu licencia presentando al SEGELIP

  • Tu certificado de aprobación de la escuela de conductores.
  • El abono para obtener la licencia (varia de acuerdo al tipo de licencia que postules y califiques).
  • Fotocopias de la Cedula de Identidad.
  • Fotografías tres por cuatro.
  • Certificado de antecedentes.
  • Exámenes vencidos tanto el teórico como el practico.

El tramite no toma más de 24 horas el trámite una vez que lleves todos los papeles necesarios.