1
Tip del día

Tienes una vocación
y tu sueño es seguirla

Terminaste tus estudios hace un tiempo y estás pensando en continuar tu formación. Sabes que cada día es más importante perfeccionarse y una de las mejores maneras de lograrlos es mediante estudios de postgrado.


Tu maestría

Consejero BCP

La planificación de una maestría no es una tarea fácil, pero puede ser un tiempo especial para dedicarte a ti mismo y averiguar cada detalle con atención.



Aquí te damos una lista de puntos importantes a tener en cuenta:
  • Es importante que definas tu objetivo profesional, ya sea que busques un mejor puesto en el lugar donde trabajas o pienses cambiarte a un nuevo y mejor empleo. En estos casos tener una maestría puede darte el empujón que estás necesitando.
  • Para aprovechar al máximo la etapa del postgrado, deja pasar al menos tres años desde la finalización de tu carrera; así podrás sumar experiencia laboral.
  • Tomar la decisión de hacer una maestría requiere de meses de preparación para averiguar sobre universidades, centros de estudios, cronogramas y fechas de ingreso y postulación, exámenes previos de conocimientos y/o idiomas y fechas de presentación de documentos, que deberás tener en cuenta para poder postular y hacer un buen uso de tu tiempo.
  • Define en primer lugar el área de estudio o especialidad que deseas abordar con la maestría, teniendo en cuenta también tus perspectivas de empleo al terminar los estudios.
  • Si optas por un MBA puede ayudarte mucho chequear los rankings que miden cada año la calidad de las maestrías. A esto súmale otros aspectos tales como el nivel del profesorado, el número de estudiantes que se admiten en el programa, la relación con el ámbito empresarial y las actividades extracurriculares, como charlas o conferencias de invitados de prestigio, dado que todo esto será parte de tu experiencia de estudio.
  • Evalúa el retorno de tu inversión al elegir tu maestría en una institución pública o privada y comprueba los distintos sistemas de financiación y las ayudas y becas estatales o privadas posibles.
  • Muchas universidades y la mayoría de las escuelas de negocios ofrecen a sus estudiantes de postgrado la posibilidad de conciliar la vida laboral y la formación con los programas denominados a tiempo parcial. Estas maestrías te permitirán acarrear con la inversión de manera más llevadera.
  • Si tienes un puesto de trabajo estable, te recomendamos que optes por un programa a tiempo parcial para poder ir incorporando a tu vida laboral tus nuevos conocimientos.
  • Antes de elegir cualquier maestría revisa la currícula profesional y la de habilidades docentes de los profesores. Pregúntale a tus conocidos que han seguido maestrías sobre sus experiencias; sus recomendaciones son sumamente importantes.
  • Si cuentas con seguro médico, averigua si la póliza cubre el lugar en que te encontrarás; generalmente sí cubren urgencias. En ese caso, lleva carné de identificación del seguro de todos los que viajan.

Revisa tu carro

Si vas a viajar en carro, asegúrate que esté en buenas condiciones. Hazle una revisión preventiva antes de salir a la carretera. Llévalo al taller de confianza para que le hagan un chequeo y no te dé alguna sorpresa a mitad del camino. Si te preocupa llegar rápido, ten en cuenta que desde que sales de tu casa ya estás de vacaciones, por eso disfruta el viaje y todo lo que se presente como parte de la aventura, pero no te arriesgues y evita viajar de noche.

Antes de emprender el viaje verifica el botiquín, el equipo de carretera y asegúrate de tener tus documentos personales y del vehículo.


Antes de salir

  • No hagas público que sales de vacaciones.
  • Infórmale a tu familia o amigos cercanos en qué sitios estarás y dales los teléfonos de dichos lugares para que te puedan localizar en caso de emergencia.
  • Desconecta los aparatos eléctricos de tu casa que no se usarán, como televisores, radios, etcétera.
  • Asegúrate que el balón de gas esté apagado.
  • Indica a alguien de confianza sobre tu póliza de seguros y qué hacer en caso de algún accidente mayor (a quién avisar, testamento, etc.)

Lleva un kit de primeros auxilios

Es muy común que nuestro cuerpo sienta los cambios rápidamente. El clima, la distinta preparación de los alimentos, la larga exposición al sol, lugares con mucha altura o las picaduras de insectos son variables a las que no cualquiera está expuesto durante el año. Por eso te recomendamos que cargues una bolsa con medicinas básicas que te saquen de un apuro en cualquier momento. No olvides guardar:

  • Medicinas que tomas frecuentemente.
  • Si viajas con niños, lleva medicamentos para la fiebre, diarrea o padecimientos que sufran con frecuencia.
  • Termómetro, gasas, vendas, analgésicos, crema para heridas leves y golpes.
  • Alguna solución antiséptica para limpiar heridas.

El uso del dinero

  • Cambia tu dinero solamente en los bancos o en las casas de cambio autorizadas.
  • No andes con mucho efectivo cuando visites un país ajeno. Evitar las zonas peligrosas no siempre es suficiente.
  • Utiliza la tarjeta de crédito. Otra buena opción es llevar una tarjeta de débito. Con ella puedes pagar en los establecimientos y también podrás retirar dinero de cualquier cajero automático.
  • Normalmente por usar un cajero en otro país se te va a cobrar una comisión, pero es más seguro que viajar con el efectivo en tu bolsillo.
  • Si requieres información general, dirígete a los puntos de información turística ubicados al interior del aeropuerto, o a la Oficina de Atención al Usuario.

Cuida tus documentos

Es muy común que nuestro cuerpo sienta los cambios rápidamente. El clima, la distinta preparación de los alimentos, la larga exposición al sol, lugares con mucha altura o las picaduras de insectos son variables a las que no cualquiera está expuesto durante el año. Por eso te recomendamos que cargues una bolsa con medicinas básicas que te saquen de un apuro en cualquier momento. No olvides guardar:

Original y copia
Te recomendamos que lleves una copia de tus identificaciones y documentos importantes y que sean éstas las que cargues en tu mochila diaria. En caso de que pierdas la mochila, tendrás tus documentos originales guardados en otro lugar más seguro.

Muchas tarjetas de crédito ofrecen apoyos en el extranjero en materia legal, de salud y de equipaje. Es importante antes de partir, que revises muy bien con tu banco los beneficios a los que tienes derecho con tu tarjeta de crédito.


La seguridad en los hoteles

  • Al registrarte en el establecimiento, mantén a la vista tu equipaje.
  • Deposita tus objetos de valor y dinero que no vayas a usar en la caja fuerte del hotel.
  • Nunca autorices el ingreso en tu habitación a personas que pretendan entregarte objetos o prestarte servicios que tú no hayas solicitado.
  • Debes informarte al ingresar sobre el costo de las llamadas de teléfono. Puedes recibir sorpresas desagradables.



Es imposible tener todo bajo control, lo cual es parte de la emoción de salir de vacaciones. Disfruta el cambio, relájate y despeja tu mente. ¡Estás de vacaciones!