1
Tip del día

Sí, quiero

El matrimonio es la celebración del comienzo de una nueva etapa en la vida. Pero si sienten que por falta de dinero deben posponer lo que sus corazones quieren, entonces les aconsejamos que sigan leyendo. Su sueño puede hacerse realidad antes de lo que creen.


Tu matrimonio

Alcanza tu sueño

Conociendo bien sus números y lo que necesitan para tener el matrimonio con el que tanto sueñan, tómense el tiempo para buscar las mejores opciones y tomar decisiones que les convengan y, sobre todo, les gusten.

  • Si tienen ahorrado dinero suficiente, úsenlo. El punto fuerte de esta opción es que no se endeudarán. El punto débil es que gastarán sus ahorros en la boda y correrán el riesgo de quedarse sin un fondo para alguna emergencia.
  • Si tienen parte del dinero ahorrado, pueden completar el monto que necesitan con la ayuda de un banco que les financie el monto que falta, como, por ejemplo, a través de una tarjeta de crédito.
  • Si no tienen el dinero, decidan con la cabeza fría. Sus opciones van más allá del sí y el no: pueden tomar un crédito. Recuerden que acceder a un crédito es una manera efectiva de contar con dinero de la forma más rápida y segura.

Sí, quieren un crédito

Si su presupuesto se convirtió en el obstáculo para alcanzar el matrimonio que quieren, la solución es obtener un crédito efectivo o sacar una tarjeta de crédito. En ambos casos, deberán contar con ingresos fijos que puedan ayudar a solventar el crédito sin generarles complicaciones. En esta ocasión podrán unir sus ingresos como pareja. Si los dos trabajan o reciben ingresos regulares de cualquier naturaleza, les será más sencillo pagar las cuotas del préstamo.
Tengan en cuenta que el BCP los va a evaluar para definir cuánto dinero prestarles y para ello considerará sus antecedentes como buenos pagadores de otras deudas, tanto en el BCP como en otros bancos, sus ingresos mensuales, etc. Estos ítems son muy importantes para permitirle saber al banco cuánto puede prestarles y si puede confiar en que van a pagar sus cuotas puntualmente.

Las opciones

Si sus números indican que no cuentan con el dinero para hacer realidad su matrimonio soñado, la solución es obtener un crédito efectivo o hacer uso de una tarjeta de crédito del BCP. Pueden obtenerlos con requisitos accesibles y devolverlos en cuotas mensuales. Es aconsejable que una vez que hayan firmado el contrato, ingresen la cuota del crédito en la sección de gastos fijos de su presupuesto.
Sea cual fuere su elección, deben fijarse en los aspectos técnicos de cada opción: las tasas de interés que los bancos aplican sobre los créditos pueden hacer una gran diferencia en el monto final que terminen pagando. Para financiar montos mayores, les convendrá más un crédito efectivo que una tarjeta de crédito.
Tómense el tiempo de ver cuál es el préstamo que más les conviene, comparando tasas y condiciones. Y no olviden la importancia de leer el contrato y saber qué están firmando.

El Crédito Efectivo es la opción por la cual el BCP les entrega un monto acordado de dinero para que lo usen en lo que quieran, como en cubrir todos esos detalles con los que sueñan para su matrimonio, con pagos preestablecidos.

Tienen la opción de solicitar el préstamo en bolivianos. Es conveniente hacerlo en función de sus ingresos, para no asumir el tipo de cambio en la cuota mensual.

Para acceder a este tipo de crédito, debes cumplir con algunos requisitos. Si deseas saber más sobre el crédito efectivo, entra a Qué tiene el BCP para ti.

Antes de firmar el contrato es importante que lo leas con detenimiento, que evalúes los requisitos de tu crédito y que preguntes todo lo que necesites hasta tener bien claras las condiciones que estarás aceptando.