1
Tip del día

Sí, quiero

El matrimonio es la celebración del comienzo de una nueva etapa en la vida. Pero si sienten que por falta de dinero deben posponer lo que sus corazones quieren, entonces les aconsejamos que sigan leyendo. Su sueño puede hacerse realidad antes de lo que creen.


Tu matrimonio

Consejero BCP

La organización de un matrimonio no es una tarea fácil, pero puede ser un tiempo especial para compartir en pareja. Será necesario que se den un tiempo para elegir cada detalle con atención, manteniendo el orden en todo momento.



Aquí te damos una lista de puntos importantes a tener en cuenta:
  • Primero que nada decidan qué tipo de boda quieren: grande, íntima, en verano, en invierno, en qué fecha, a qué hora. Está decisión debe ser hecha en pareja. Una vez que lo hayan decidido, podrán comunicárselo a los demás.
  • Conforme el presupuesto que elaboraron y que se encuentra en marcha, decidan el estilo y la magnitud de la ceremonia y la recepción.
  • Reserven con anticipación el lugar en donde se llevará a cabo la recepción y contraten el carro que los transportará hacia la iglesia y a la recepción. No deben escoger salón hasta no saber dónde se va a celebrar la ceremonia religiosa. Lo preferible es que esté cerca de donde se haya celebrado el matrimonio y tener espacio suficiente para todos. Recuerden que si tienen pocos invitados y el salón es muy grande parecerá vacío.
  • Las iglesias también tienen largas listas de espera, así que hay que seleccionarlas, por lo menos, un año antes. Les recomendamos este orden de reservas: lugar de la ceremonia, lugar de la recepción, músicos, fotógrafo, florería, video, buffet, invitaciones y, por último, todo lo que se alquile.
  • Armen la lista de invitados. Mientras más personas vayan, más gasto representarán en el presupuesto del matrimonio. Preparen dos listas: una con las personas a las que tienen que invitar de todas formas y otra con las personas a las que desearían invitar, pero que por el momento no pueden hacerlo. Así, si alguien de la primera lista cancela, podrán enviarle la invitación a alguien de la segunda lista sin que sienta que fue invitado para cubrir un espacio vacío.
  • Recuerden que toda novia, para tener suerte en su matrimonio, debe llevar:
    • Algo nuevo: que representa la nueva vida de pareja.
    • Algo usado: que representa los sentimientos firmes de la pareja.
    • Algo azul: para representar la pureza y la fidelidad.
    • Algo prestado: que representa los lazos con sus familiares.
  • Elijan el destino para su luna de miel. Si es posible, hagan las reservas con la debida anticipación. Puede ser necesario que deban solicitar visas. Revisen que sus pasaportes y documentos estén al día.
  • Definan la música para la recepción.
  • Dense el tiempo de escoger con calma el vestido de novia para el matrimonio de sus sueños.
  • Soliciten los documentos necesarios para la boda civil.
  • Impriman las invitaciones. Tal vez crean que aún es anticipado, pero es mejor que lo hagan desde ya, así tendrán tiempo de enviarlas con tranquilidad.
  • Piensen en los recuerdos del matrimonio. Pueden mandar a prepararlos y tenerlos listos para su traslado.
  • Cumplan con los plazos y entreguen los requisitos solicitados para realizar la boda. Aprovechen la oportunidad para ultimar detalles como los horarios, permisos, etcétera.
  • Acudan al ensayo nupcial. Es fundamental que ambos estén presentes.
  • Tomen clases de baile para tener un primer baile increíble.
  • Para la lista de regalos, escojan dos lugares, cada uno accesible a diferentes presupuestos y necesidades. Traten de que abarque todo lo que puedan necesitar en su hogar, desde adornos hasta electrodomésticos y cosas prácticas.
  • Y por último, pero no menos importante, diviértanse y disfruten de la fiesta. Los preparativos pueden ser agobiantes y llenarlos de nervios, pero no olviden que las estrellas del evento son ustedes dos. ¡Felicidades!

Consejos para la felicidad de a dos

  • Elaboren un nuevo presupuesto considerando los ingresos y gastos de cada uno.
  • Esto les permitirá definir metas conjuntas. Sumen a ese presupuesto la cuota del crédito como gasto fijo. Cada semestre revisen juntos cómo les ha ido. ¿Cumplieron con su presupuesto? ¿Tuvieron más gastos de los planeados? ¿Lograron ahorrar lo que se propusieron? Vean cómo están manejando sus deudas, ¿cuáles son los puntos fuertes y cuáles los vulnerables de su vida financiera? Al hablar a menudo de estos temas, lograrán hacerlos cotidianos y, en consecuencia, evitarán sorpresas desagradables.
  • Planifiquen el presupuesto teniendo en cuenta los gastos relacionados al crédito. Así sabrán con qué recursos cuentan al endeudarse. Es muy importante que conozcan todos los detalles sobre los costos del préstamo y lo que deben desembolsar al hacer los pagos.